Poder Judicial

El poder judicial es un organismo autónomo de la República del Perú constituido por una organización jerárquica de instituciones, que ejercen la Jurisdicción, que en teoría emana del pueblo, no obstante no es elegido directa ni indirectamente. Al darse la Independencia, José de San Martín creó la «Cámara de Apelaciones», por decreto del 12 de febrero de 1821, con una jurisdicción que alcanzó los territorios de los actuales departamentos de Cajamarca, Piura, Lambayeque, Amazonas, entonces conocido como Chachapoyas y de Huamachuco, que era como entonces se conocía a la actual provincia de Sánchez Carrión, con sede en la ciudad de Trujillo, con el objetivo de reemplazar a la Real Audiencia.

El poder judicial está encabezado por el presidente Víctor Ticona Postigo y por la Corte Suprema de Justicia que tiene competencia en todo el territorio. El segundo nivel jerárquico lo forman las Cortes Superiores de Justicia con competencia en todo un Distrito Judicial. El tercer nivel es formado por los Juzgados de Primera Instancia cuya competencia es, aproximadamente, provincial. Luego, se encuentran los Juzgados de Paz Letrados, con competencia distrital. Y finalmente los Juzgados de Paz (no letrados), encargados de resolver asuntos judiciales sencillos.